#TodosMarchamos World Learning: el antifaz sobre la Mesa | A pensamiento

#TodosMarchamos World Learning: el antifaz sobre la MesaPublicado el septiembre 30, 2016 por made — No hay comentarios ↓Tomado del Blog: guayacandecuba.blogspot.com de Carlos Serpa Maceira 30 de septiembre de 2016Periodistas, líderes estudiantiles y exbecarios debatieron ayer en la Mesa Redonda acerca de la beca World Learning y sus propósitosAutor: Lauren Céspedes Hernández | lauren@granma.cuAutor: Alejandra García | internet@granma.cuAutor: Jesús Jank Curbelo | jesus@granma.cu30 de septiembre de 2016 00:09:47Acto de repudio contra las becas de la USAI de EU a jóvenes del país para la subversión. Preuniversitario Tomas David Royo Valdés de Plaza de la Revolución.La posición de la FEEM ha sido siempre propiciar el intercambio, «pero sobre la base del respeto mutuo, de fomentar el conocimiento», y no a través de becas como esta, que de manera solapada intentan generar diferencias de pensamiento entre nuestros jóvenes. Foto: Alberto BorregoDespués del 17 de diciembre del 2014, cuan­do se inició el camino de restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Uni­dos, el presidente de la nación norteamericana, Barack Obama, manifestó —en el marco de su vista a nuestro país— que su gobierno no tenía intención de subvertir el orden in­terno en la Isla.Sin embargo, el presupuesto público gu­ber­namental de Estados Unidos ha destinado, en el año en curso, 30 millones de dólares a financiar proyectos subversivos contra Cuba, a través de agencias como la Usaid.Uno de esos planes, dirigidos a la juventud cubana y al propósito de formar líderes para el cambio, ha sido denunciado en estos días por nuestras organizaciones estudiantiles.De las becas World Learning, «con su en­voltorio inofensivo y entraña manipuladora», trató ayer el espacio Mesa Redonda, que contó con la presencia de periodistas, líderes estudiantiles, y de Alejandro Sánchez Fernández, uno de estos exbecarios.Sobre qué es la World Learning, sus objetivos supuestos y el programa organizado para Cuba, argumentó Yailín Orta Rivera, directora del periódico Juventud Rebelde, que se presenta como una organización no guber­na­mental, y tiene sus oficinas centrales en los estados de Vermont y Washington, así como también representación en decenas de países.«El propósito fundamental es captar jóvenes y trabajar sobre ellos desde el punto de vista ideológico, construir liderazgos. Ya han logrado atraer jóvenes de unos 140 países», advirtió.Pero, ¿cuál es la cara oculta de esta organización?En torno a esta interrogante, la periodista señaló que en Cuba no hay representación de World Learning y que en los últimos dos años esta había planificado un grupo de becas, denominado Programa de Verano, que pretendía captar cubanos entre los 16 y 18 años, a través de Internet.Agregó que se seleccionan muchachos que están todavía en su formación sociosicológica para experimentar con ellos y, por medio de la manipulación, subvertir el orden establecido. Es la política del golpe suave —apuntó—; en la que se mantiene seguir el guion de ex­pan­sión neoliberal.Es una propuesta seductora —explicó— porque se presenta supuestamente como programa de intercambio cultural, pero que en realidad desconoce la institucionalidad cubana y pretende avanzar al margen de las dinámicas gubernamentales.Se ha conocido que detrás de este Pro­grama de Becas está el financiamiento de la Usaid, agencia que —tras el escándalo de Zunzuneo y los intentos de reclutar artistas para la subversión en Cuba— vuelve a ser centro de atención.Detrás de todo este experimento —destacó Yailín Orta—hay un equipo bien articulado de profesionales de la prensa y la comunicación, entrenado con herramientas y habilidades para la construcción de este liderazgo ficticio en función del cambio.Alejandro Sánchez Fernández, exbecario de World Learning, quien se encuentra actualmente en el Servicio Militar Activo, destacó: como toda inversión, los exbecarios teníamos un valor de uso: servir como parte de esa red. Pretendían que nosotros, mediante la comunicación verbal, fuéramos «los embajadores de Estados Unidos en Cuba»; que promoviéramos el reclutamiento de nuevos jóvenes para la beca, puntualizó.La embajada americana compartió en su página web oficial el anuncio de la beca. Supe de ella por una amiga y decidimos aplicar juntos. El proceso consistió en rellenar planillas donde pedían datos personales, de nuestras familias, una carta de recomendación de algún profesor de la escuela… Luego me llamaron por teléfono para una entrevista. En ella me hicieron una exploración acerca de mis valores y posiciones desde el plano sicológico, nunca político. Creo que me escogieron por ser el presidente de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) en mi preuniversitario, expresó.«Siempre pensamos que podría haber algún tipo de subversión ideológica, pero nos hacía ilusión viajar a Estados Unidos, conocer otra realidad lejos de nuestros padres. Por eso decidí postularme».Los primeros tres días —dijo—estuvimos en una vill

Origen: #TodosMarchamos World Learning: el antifaz sobre la Mesa | A pensamiento

Anuncios